jueves, julio 27, 2006

Educación bajo el control de los trabajadores

No he encontrado en los trabajos de Marx ninguna declaración a favor de la educación en manos del Estado. En uno de los documentos clave del marxismo, El Manifiesto Comunista, sus autores proponen diez medidas que podrían ponerse en práctica en los países avanzados. Precisamente el punto diez se refiere a la educación. Textualmente dice lo siguiente:

10. Educación pública y gratuita de todos los niños; abolición del trabajo de éstos en las fábricas tal como se practica hoy; régimen de educación combinado con la producción material, etc., etc. (Marx y Engels, 1872/1975, p. 60)

Creo necesario aclarar antes de seguir que “Educación pública y gratuita” no significa “Educación en manos del Estado”. En otras medidas incluidas en esa lista antes mencionada, Marx y Engels se refieren específicamente a asuntos que deberían estar bajo el control directo del Estado. Entre esos asuntos encontramos centralización del crédito, los medios de transporte y las empresas fabriles. Entre ellos no fue incluida la educación.

Marx fue mucho más explícito en su Crítica del Programa de Gotha, donde afirmó:

Eso de “educación popular a cargo del Estado”, es absolutamente inadmisible. ¡Una cosa es determinar, por medio de una ley general, los recursos de las escuelas públicas, las condiciones de capacidad del personal docente, las materias de enseñanza, etc., y velar por el cumplimiento de estas prescripciones legales mediante inspectores del Estado, como se hace en los Estados Unidos, y otra cosa, completamente distinta, es nombrar al Estado educador del pueblo! Lejos de esto lo que hay que hacer es substraer la escuela a toda influencia por parte del Gobierno y de la Iglesia. Sobre todo en el Imperio prusiano-alemán (y no vale salirse con el torpe subterfugio de que se habla de un “Estado futuro”; ya hemos visto lo que es éste), es, por el contrario, el Estado el que necesita recibir del pueblo una educación muy severa. (Marx, 1875/1979, p. 31)

Esta última idea de Marx, que el Estado necesita ser educado por el pueblo, está estrechamente relacionada con las ideas expresadas por él en la tercera Tesis sobre Feuerbach, publicadas por primera vez en 1888, la cual dice:

La teoría materialista de que los hombres son producto de las circunstancias y de la educación, y de que, por tanto, los hombres modificados son producto de circunstancias distintas y de una educación modificada, olvida que son los hombres, precisamente, los que hacen que cambien las circunstancias y que el propio educador necesita ser educado. Conduce, pues, forzosamente, a la división de la sociedad en dos partes, una de las cuales está por encima de la sociedad (así, por e., en Roberto Owen).

La coincidencia de la modificación de las circunstancias y de la actividad humana sólo puede concebirse y entenderse racionalmente como práctica revolucionaria. (Marx, 1845/1978, p. 55)

Hay otra idea de Marx que encuentro interesante tomar en cuenta para la discusión sobre la necesidad de tener una educación en manos de la clase trabajadora. Citare una vez más a Marx textualmente.

Las ideas dominantes en cualquier época no han sido nunca más que las ideas de la clase dominante. (Marx y Engels, 1872/1975, p. 58)

Hagamos un resumen de las ideas hasta ahora expuestas. El programa esbozado en El Manifiesto Comunista no incluye una educación en manos del Estado, en otros documentos se critica explícitamente la idea de una educación en manos del Estado, es más, se afirma categóricamente que el educador, el Estado necesita ser educado por el pueblo. Por último, tenemos que las ideas dominantes en una época determinada son las ideas de la clase dominante.

Tomando como punto de partida las ideas antes esbozadas, tendríamos que es necesario establecer una red de escuelas en manos de los trabajadores. Estas escuelas serían financiadas por el Estado, incluso podrían ser supervisadas por él. Sin embargo, no se trata de aceptar que el Estado se erija, por encima de la sociedad, como educador de los hijos de los trabajadores.

La escuela para los hijos de los trabajadores, y bajo el control de estos últimos, serviría como arena donde se libren luchas culturales, como una expresión de la lucha de clases, donde se conteste la influencia de las ideas dominantes, es decir, las ideas de la clase dominante. Es necesario aclarar que no se trata de formar revolucionarios a través de la escuela, esto se logra sólo por medio de la práctica revolucionaria. Se trata de educar a los hijos de los trabajadores desde la perspectiva del interés de la clase trabajadora, desde una perspectiva que no es la impuesta por el Estado, es decir por las ideas de la clase dominante. Un ejemplo de red de escuelas fuera de la influencia del Estado está en proceso en los territorios dominados por los Zapatistas en México.

El tema sobre cómo estarían organizadas esas escuelas, quién, cómo y qué se enseñaría en esas escuelas bajo el control de los trabajadores lo discutiremos en un próximo artículo. Aclaro que sólo esbozo algunas ideas, sólo ofrezco elementos para una conversación, porque creo que serán los trabajadores los autores y actores de su propia escuela.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es triste ver como, cada día, la educación se ve deteriorada y pisoteada por personas que creen tener toda la verdad y razón en sus manos. Las nuevas reformas educativas no son solamente un atentado contra la verdadera enseñanza, sino una propuesta ideológica que contribuye a desvirtuar lo que verdaderamente es enseñar. Hoy dia utilizan como escudo a pensadores conocidos y otros que nadie conoce como herramientas pedagógicas que supuestamente han hecho aportes importantes para la educación, pero omiten que el niño debe ser instruido para lograr convertirse en un ser util a si mismo y a la sociedad.

Julio Mosquera dijo...

Toda reforma educativa es una propuesta ideológica. Hay quienes creen erroneamente que existe una propuesta educativa ideológicamente neutra. Esos son precisamente los interesados en hacer prevalecer los valores de la derecha. Por ejemplo, la reforma educativa hecha por Caldera en su segundo gobierno, la cual fue dirigida desde las oficinas del Banco Mundial y del Banco Interamericano para el Desarrollo, buscaba fortalecer los valores que facilitaran la aceptación del neoliberalismo por pare de la mayoría de la población, y casi lo logran.
Debería ser más claro y directo o directa en sus comentarios. Mencione con nombre y apellidos los autores a los que hace referencia. Además, no queda claro a cuál revolución educativa se refiere.

Anónimo dijo...

Soy estudiante de educación y ya me encuentro cumpliendo con mi fase profesional, es decir, las pasantías profesionales para poder optar a mi titulo de licenciada. Recientemente asistí a un taller donde se nos informó sobre los nuevos "supuestos" lineamientos en la evaluación educativa en la cual se prohibe terminantemente aplazar educandos. Eso me hizo pensar: si un niño en quinto grado no sabe ni leer ni escribir, aún cuando el docente ha aplicado diferentes estrategias y ha convocado a los representantes del niño ¿Qué rendimiento puede tener ese alumno en 6to grado? entonces donde está la educación de calidad de la que tanto se habla?, me preocupa, pues en el aula donde desarrollémi pasantia existian 3 niños con ese problema y de igual forma el docente se vio obligado a aprobarlos aun cuando éstos no tenian los conocimientos basicos consolidados. Entonces, si ya no se pueden corregir alumnos, ni orientarlos sin los padres se alteren, ni hacerles entender a los padres que ellos en el hogar tambien deben poner su grano de arena, ¿que tipo de formacion se esta dando?, esa situacion me preocupa y quisiera que ud me orientara al respecto.

Julio Mosquera dijo...

Este es un sitio para la discusión académica sobre el desarrollo de una pedagogía revolucionaria. El tema que usted plantea es interesante pero no entraré en un diálogo de este tipo con una persona que no se indentifica. No podemos dialogar si usted se mantiene anónimo, escriba su nombre y conversaremos. Selecciones "otros" y escriba su nombre en el espacio en blanco. NO tiene porque llenar el espacio en blanco para "su página web".